jueves, 22 de enero de 2015

¿CÓMO PRESENTAR MIS HERIDAS A CRISTO EN LA ORACIÓN?


La oración es presentar mis heridas a Cristo, dejar que tome mi corazón, mi historia, y mis sentimientos: toda mi miseria para que Él los coloque en su corazón y allí yo vea cómo se transforman por su amor misericordioso: en vida, en esperanza, en plenitud. 

Es un donar mis heridas a Cristo para que me done su misericordia. Miseria y misericordia se juntan para obrar el misterio del amor de Dios que solo se logra desde un corazón confiado.

10 A’s (actitudes) para presentar las heridas en la oración a Dios

1. Apertura: entrar a la oración con un corazón abierto, con el alma desnuda, con mi espíritu ligero. Si abro mis heridas, Dios las sana, Él es médico. Podré volar, revestirme de su amor y compañía; mi corazón latirá al mismo ritmo que el suyo.

2. Acción de gracias: comenzar la oración, mi “examen médico” agradeciendo a Dios todo lo que me ha dado, enciendo mi alma de amor por lo que me quiere. También darle gracias por lo que me ha quitado, cómo me ha guiado. Él nada quita y todo lo da. 

3. Arrepentimiento: Que mi corazón se sienta realmente triste, por haber ofendido al amigo, no por verme imperfecto. Que este arrepentimiento surja por amor, desde el amor y en el amor.

4. Alegría: Es la alegría de quien quiere sanar, confía en que puede sanar y quien sabe que acude a quien lo puede sanar. Es una alegría profunda, un gozo. Cristo es feliz de vernos y de curarnos. Que me alegre de recibir su amor.

5. Amor: que sea un acto de amor, no de temor. Señor te he ofendido, he amado poco. Enséname a amar. Contemplar su vida terrena, dejar que su Palabra se hunda en mi vida y dejarse caminar el corazón por este amor que no tiene fin.

6. Admiración: maravillarse de lo que sucede, quedo limpio, esto vivo, sus heridas me han curado.

7. Amnesia: Dios sufre esta enfermedad, pérdida de memoria. No recuerda ya nuestros pecados. Ojalá nosotros tampoco recordemos nuestros pecados y sí su misericordia. Su perdón es profundo, total y si Él nos perdona. ¿Quién soy yo para no perdonarme o para preocuparme de algo que Él ya no recuerda?

8. Alabanza: alabar a Dios por ser tan cercano y por respetar mi libertad. Él me espera, no empuja.

9. Amistad: renovar mi amistad con Él, amistad que queda sellada en cada confesión con mi apertura y con su misericordia. Es un pacto de sangre, la mía y la tuya se juntan y quedo lavado por la tuya.

10. Abrazo de un Padre: experimentar el abrazo del Padre de las misericordias, que me estrecha con tanta fuerza que apenas me deja hablar. Es un amor incondicional, todo lo perdona. Que mi propósito sea amar más, amar mejor y no ofender a mi Padre.

Para la oración:

1.      ¿Cuál de estos pasos me cuesta más o está ausente en mi oración?

2.      ¿Cómo vivo mi confesión? ¿Me preparo para este encuentro? ¿Soy capaz de examinarme bien, ver mis actitudes y desnudar mi alma ante Cristo para que Él la sane?

3.      ¿Qué dificultades experimento en la oración, en la confesión que me impiden presentar mejor mis heridas? ¿Tengo alguna herida escondida que no presento?

Mis heridas en las tuyas, mi miseria en tu misericordia. Quiero vivir la más alta expresión de tu amor para crecer, volar, ser libre, sanar y alcanzarte Señor. Sin tu misericordia el mundo no existiría. Sin tu misericordia mi corazón no existiría, no podría amar porque no sabría ser amado.

(Del libro “Sal de tu cielo”. Autor: P. Guillermo Serra, L.C.)
©Padre Guillermo Serra, L.C. 2015

50 comentarios:

  1. Porque se que Cristo me ama no temo desnudar mi alma para que la sane y me libere quiero amar mas a Dios y al prójimo. Gracias Padre Guillermo Dios lo siga Bendiciendo.

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias Padre Guillermo,por sus aportes a mi crecimiento espiritual,necesitaba estos pasos para sentirme mas unida y bendecida por mi Padre Celestial.

    ResponderEliminar
  3. Inconmensurable, cuanto bien a ésta humanidad..
    Dios le bendiga por el bien que hace..

    ResponderEliminar
  4. gracias padre Guillermo por enseñarnos que la mejor oración es aquella que viene del corazón, bendiciones

    ResponderEliminar
  5. Gracias por toda su ayuda k nos da cada día con sus hermosas oracionesP.Guillermo k Dios le Siga bendiciendo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por la gran oportunidad para presentar mis heridas a CRISTO. El verdadero AMOR viene de él, por eso cada acto es una alabanza a su santo nombre.

    ResponderEliminar
  7. gracias de todo corazón por ayudar a que Dios entre en nuestros corazones a través de sus palabras tan valiosas, y aprendamos amar sin medida a todos nuestros hermanos y a nosotros mismos. bendiciones., Dios le bendiga siempre

    ResponderEliminar
  8. Padre Guillermo,GRACIAS por este retiro virtual, y por ejercitar ese Don hermoso que le regaló Papá DIOS, por toda su labor de Amor.
    Su Libro "Sal de tu Cielo" esta actualmente de venta? Como lo puedo conseguir, yo estoy en California, US

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. ¿Por ventura, Señor, siendo tuya la eternidad, ignoras las cosas que te digo, o ves en el tiempo lo que se ejecuta en el tiempo? Pues ¿por qué te hago relación de tantas cosas? No ciertamente para que las sepas por mí, sino que excito con ellas hacia ti mi afecto y el de aquellos que leyeren estas cosas, para que todos digamos: Grande es el Señor y laudable sobremanera1. Ya lo he dicho y lo diré: por amor de tu amor hago esto (amore amoris tui facio istuc).
    Porque también oramos, y, no obstante, la Verdad dice: Sabe vuestro Padre qué es lo que necesitáis, aun antes que se lo pidáis2. Te hacemos, pues, patente nuestro afecto confesándote nuestras miserias y tus misericordias sobre nosotros, para que nos libres enteramente, ya que comenzaste; para que dejemos de ser miserables en nosotros y seamos felices en ti, ya que nos llamaste; y para que seamos pobres de espíritu, y mansos, y llorosos, y hambrientos, y sedientos de justicia, y misericordiosos, y puros de corazón, y pacíficos.
    He aquí que te he referido muchas cosas: las que he podido y he querido, por haberlo querido tú primero, a fin de que te confesase, Señor Dios mío, porque eres bueno, porque tu misericordia es eterna3.
    San Agistín

    ResponderEliminar
  11. Con una fe absoluta podré sanar mis heridas.
    Bendiciones y mil gracias Padre Guillermo.
    Nos avisa cuando publiquen su libro Sal de tu Cielo . Gracias Padre

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias padre por ayudarnos tanto a como abrir nuestro corazón para con Dios y dejarnos amar por el y experimentar su perdón. Bendiciónes!!!

    ResponderEliminar
  13. Gracias padre Guillermo por el retiro y por ayudarnos a sanar nuestras heridas proporcionandonos material que nos sirva para abrir nuestro corazón al perdón y al amar por Dios.

    ResponderEliminar
  14. Gracias padre Guillermo por el retiro y por ayudarnos a sanar nuestras heridas proporcionandonos material que nos sirva para abrir nuestro corazón al perdón y al amar por Dios.

    ResponderEliminar
  15. Gracias padre Guillermo por el retiro y por ayudarnos a sanar nuestras heridas proporcionandonos material que nos sirva para abrir nuestro corazón al perdón y al amar por Dios.

    ResponderEliminar
  16. Gracias padre Guillermo por el retiro y por ayudarnos a sanar nuestras heridas proporcionandonos material que nos sirva para abrir nuestro corazón al perdón y al amar por Dios.

    ResponderEliminar
  17. Solo dios puede ayudarnos a sanar nuestras heridas, siempre y cuando tengamos un corazón arrepentido y deseoso de sanar, y esto es algo que yo deseo con todo mi ser, para ser un mejor un padre, un mejor esposo, un mejor hijo, un mejor ser humano, pero sobre todo un mejor hijo de nuestro padre, mil bendiciones para todos y un agradecimiento enorme al padre por preocuparse por ofrecernos este tipo de ayuda, con amor y respeto su hermano en cristo...Psic. Adolfo Emilio Gonzàlez Serrano.

    ResponderEliminar
  18. GRACIAS PADRE GUILLERMO, SEGUIRÉ TODAS SUS RECOMENDACIONES ESOS 10 PASOS ESTÁN MAGNÍFICOS, Y DE MUCHA PRACTICA, PARA ASÍ LLEGAR CON UN CORAZÓN SINCERO, VERDADERO, SIN TEMORES, Y DISPUESTO AL CAMBIO, BAJO LA VOLUNTAD DE DIOS ....ABRAZO FRATERNO.

    ResponderEliminar
  19. Gracias A Dios por darnos Sacerdote Santos y buenos quiero conocer unpoco de Dios y poder ser mejor cristiBendicenosciones

    ResponderEliminar
  20. Gracias Padre Guillermo, que Dios le recompense su generosidad de ayudarnos por este medio a tomar la actitud correcta para presentar nuestras heridas ante Dios, por medio de la oracion.

    ResponderEliminar
  21. Cómo saber si tengo alguna herida escondida aún después de haber hecho un minucioso examen de conciencia?! Gracias Padre Guillermo por su apoyo!

    ResponderEliminar
  22. Gracias padre por su Alluda dios lo bendiga amen por siempre

    ResponderEliminar
  23. Gracias padre por su Alluda dios lo bendiga amen por siempre

    ResponderEliminar
  24. Gracias Padre por esta gran oportunidad de llevarnos de la mano para reconciliarme con Dios
    Gracias por su tiempo y sobre todo sus oraciones
    Dios lo bendiga

    ResponderEliminar
  25. Gracias, Padre Guillermo por enseñarnos a presentar nuestras heridas en la Oración, abriendole nuestro corazón Dios.

    ResponderEliminar
  26. Gracias Padre guillermo serrac,,por el bien la alluda y orientacion que da ami vida

    ResponderEliminar
  27. Gracias Padre, me ayudan estos pasos para envolverme en el AMOR DE DIOS y reconocer lo que no hago.

    ResponderEliminar
  28. Padre gracias!!Reconozco mis heridas y en ello tambien los errores cometidos y tengo fe de que poco a poco sanaran y podre volver a empezar en la gracia de Dios un nuevo camino

    ResponderEliminar
  29. Gracias Padre!! Poco a poco voy reconociendo mis heridas y tambien mis errores pero tengo fe que podre sanar y volver a empezar a recorrer un nuevo camino en la gracia de Dios.

    ResponderEliminar
  30. Gracias Padre….me es muy difícil olvidar mis pecados y faltas, así como perdonarme a mi misma por ellas. Amo a Dios, creo en el y confío infinitamente en su misericordia y perdón. Pondré en practica las actitudes para presentar mis heridas en Oración a dios nuestro Señor. Gracias Padre!!!

    ResponderEliminar
  31. Solo en JESÚS Y EN SU SANTÍSIMA MADRE ENCUENTRO PAZ. En mis momentos de tribulación me abrazo con más fuerza a la oración...Son mi luz, mi refugio, mi consuelo...Ud. Padre, reafirma en mi la fe que tengo y el deseo de seguir adelante... BENDICIONES!!!

    ResponderEliminar
  32. Gravias Padre Serra, necesitto aprender a orar, me hace mucha falta, siempre que oro, siebto que repito y repito todo como perico, que aunque siento lo que estoy orando con conviccion, creo y desro que ntro. PADRE DIOS me de fé, mucha más fé, yo lo amo con todo mi corazón

    ResponderEliminar
  33. Gravias Padre Serra, necesitto aprender a orar, me hace mucha falta, siempre que oro, siebto que repito y repito todo como perico, que aunque siento lo que estoy orando con conviccion, creo y desro que ntro. PADRE DIOS me de fé, mucha más fé, yo lo amo con todo mi corazón

    ResponderEliminar
  34. Gracias Padre por hacer entrar en mi interior de oración,
    bendiciones. Amén.

    ResponderEliminar
  35. Gracias que con Dios abrir nuestro corazon es lo mejor que podemos hacer, para que pueda sanarnos interiormente.

    ResponderEliminar
  36. gracias padre por este bello retiro

    el libro sal de tu cielo esta disponible en el salvador o aun no?

    ResponderEliminar
  37. Bendiciones Padre Guillermo, ¿en Guatemala es posible conseguir su libro sal de tu cielo?

    ResponderEliminar
  38. Bendiciones Padre Guillermo, ¿en Guatemala es posible conseguir su libro sal de tu cielo?

    ResponderEliminar
  39. De corazón entreguemos a nuestro Padre de lo alto nuestras heridas, que esta sea la oportunidad.

    ResponderEliminar
  40. Gracias Padre Guillermo,por hacerme verme que en AMOR puedo desnudar mi alma y sacar y poner en Su Misericordia,esa herida,esa falta que nunca dejo salir

    ResponderEliminar
  41. En este caminar desde camino la Consagración a la divina misericordia y luego nos llevó con Maria a belén son los pasos que ami me a llevado por un camino de fe y esperanza y en contrar mis desiertos dar gracias a Dios en las mañanas y en la tarde un examen de conciencia tener ese diálogo con mi Dios me a llevado tener una vida sana vida de gracia

    ResponderEliminar